WhatsApp-para-empresas

Motivos por los que WhatsApp hace menos productivas a las empresas

Uno de los grandes problemas a los que se enfrentan las empresas es el exceso de uso de la aplicación WhatsApp. Muchas consideran que es una gran forma de comunicación, pero la realidad es que su eficacia no tan grande como piensan.

¿Qué es Whatsapp? Se preguntarán muchos. Pues bien, es una aplicación de mensajería instantánea creada en 2009, la cual no solo permite el envío de mensajes de texto al momento entre sus usuarios, sino que también se pueden hacer llamadas y videollamadas.

Además, es esa aplicación que tiene a quienes lo aman y a quienes lo odian. Pero quienes lo odian al final tienen motivos para amarlo.

Productividad, ¿qué suele hacerla más baja?

Empecemos hablando de la productividad. Con productividad nos referimos a la relación que existe entre los servicios que se producen con los recursos que las empresas usan para ello. Y en este caso, nos centramos en la productividad aplicable al equipo humano -dejando de lado la productividad obtenida de la maquinaria o la distribución-.

Vivimos en una época en la que se busca la mayor eficiencia en los procesos de trabajo: se sistematizan tareas a través de trabajos informáticos, se perfeccionan las tecnologías para que generen más, pero con menos consumo, se crean ordenadores con menores tiempos de ejecución, y por supuesto, también se busca los procesos competentes de los trabajadores.

Muchas veces, la necesidad de mayor productividad en el trabajo no viene de la preocupación por parte del empresario, sino de los mismos trabajadores, que cada vez son más competitivos, ya que, por día, el mercado laboral aumenta su competitividad, haciendo que la productividad sea lo más destacable.

Algunas de las causas que provocan mala productividad o baja productividad son, por ejemplo, jornadas laborales muy largas, altas exigencias, falta de comunicación clara, trabajo repetitivo, falta de formación y de reconocimiento de logros, y dispositivos de distracción que interrumpen la ejecución del trabajo, como puede ser el uso de aplicaciones de mensajería o redes sociales.

Comunicación dentro de la empresa

En todas las empresas, lo más importante es que haya muy buena comunicación con todos sus públicos, y se debe gestionar correctamente puesto que es algo fundamental dentro del ámbito laboral.

Existen dos tipos de comunicación. Por un lado, encontramos la comunicación formal, que sigue algún tipo de protocolo y cuida tanto el lenguaje como el mensaje que se quiere transmitir; se usa para dar órdenes, instrucciones, cuestiones importantes, e incluso despidos, etc. Y luego tenemos la comunicación informal, que es la que aparece entre los componentes de la empresa; no sigue protocolo alguno ni formalidades, puesto que es una comunicación sin más importancia que la que crea la necesidad de hablar.

Cómo WhatsApp no es una herramienta efectiva para la comunicación interna

WhatsApp

Esta aplicación hace que haya una comunicación rápida y directa, además de informal, puesto que enviar un correo electrónico, aunque sea lo más correcto y formal, su recepción es más lenta.

Y nos topamos con el primer problema: acaba convirtiéndose en una distracción, provocando un bajo rendimiento del trabajador ya que es imposible que pasen media hora, -e incluso quince minutos-, sin consultar los mensajes.

  1. Es un buen canal para realizar los brainstorming, o lo que es lo mismo, la aportación de ideas entre varias personas para poner punto de partida a un proyecto. Evidentemente es una herramienta efectiva para ello, porque llega rápido y se hace en cualquier momento, para luego debatirlo cuando todo el equipo esté junto. ¿Qué pasa? Que luego ese grupo que se creó para comunicar las ideas que surgen en cualquier instante, acaba usándose para otras cosas, con un enfoque más de ocio.
  2. Como ocurre en otras redes sociales, aparece el problema de la privacidad y seguridad de los datos. En esta aplicación existen restricciones que hay que especificar a la larga, como es la foto de perfil, las horas de conexión, los estados, que son visibles para todos los compañeros de trabajo.
  3. Y, por último, tenemos el uso no responsable de la aplicación en cuánto a las horas en las que se debe mandar un mensaje. No se debe permitir que algún compañero, o incluso un superior escriba un mensaje a una hora fuera de la jornada laboral; hay que saber qué límites hay y llevarlos a cabo.

WhatsApp Web, ¿es perjuicioso usarlo en el trabajo?

WhatsApp

Whatsapp Web es la aplicación de la que hemos hablado, pero se usa desde el ordenador. Es igual de útil y ventajoso, pero no es recomendable usarlo en el trabajo. ¿Por qué? Aquí te damos los motivos.

  1. Menos concentración. La baja concentración o su pérdida la genera las notificaciones que llegan, y aunque se silencien o se archiven los chats, el usuario sabe que está ahí y no parará de pensarlo hasta que no acceda de nuevo a él.
  2. Menos privacidad. Si usas esta aplicación en el ordenador del trabajo, y a esto le sumas si es compartido o si no tiene contraseña, las probabilidades de que cualquiera pueda acceder a tus chats son altas, puesto que se tiende a olvidar de que hay que cerrar sesión una vez que se deje de usar el ordenador para que eso no ocurra.
  3. Archivos. Lo mismo que ocurre con cerrar la sesión, ocurre con los archivos que se reciben y se descargan, ya que se quedan en el ordenador; para ello habría que borrarlos, y así nadie tendría acceso a ellos.
  4. Mensajes personales. Al ser una aplicación de mensajería instantánea, y no el típico correo electrónico usado exclusivamente para trabajar, llegan mensajes personales de conocidos, familiares y amigos, causando mucha distracción en el trabajador, bajando así su rendimiento y productividad.

Estas son algunas de las razones por las que la aplicación de mensajería instantánea, Whatsapp, hace menos productiva a las empresas, y a medida que vaya mejorando dicha aplicación, más razones aparecerán para afirmar que su uso perjudica más que beneficia. ¿Y tú, conoces más motivos?

Si te ha gustado este post, no dudes en compartirlo con tus seguidores. Nos ayudarías mucho a difundir un tema tan importante como este. Asimismo, te invitamos a leer nuestro anterior post en referencia a «los motivos de las empresas para digitalizarse«.

digital-semantyc-kcRE-U1101105855847tGF-624x385@El Correo

Motivos de las empresas para digitalizarse ✅ La era de la digitalización

Cuando comenzamos a trabajar en los programas de mentoring de muchas empresas, nos percatamos de que muchas de éstas aún no explotan el 100% de sus recursos digitales. Inclusive, son muchas las que directamente no cuentan con ninguno de ellos, manteniéndose arraigadas en el mundo del papel y el bolígrafo. ¿La consecuencia? Estar perdiendo en muchos casos miles de euros, y en otros, la oportunidad de ganar una auténtica fortuna. La gran pregunta es si saben realmente los motivos de las empresas para digitalizarse. En este post, los repasaremos.

Motivos de las empresas para digitalizarse – Ponte cómodo/a y asiste a los motivos por los que las empresas deben dar un paso al frente y comenzar a digitalizarse.

¿En qué consiste digitalizar una empresa?

Antes de adentrarnos en definir en qué consiste digitalizar una empresa, vamos a puntualizar qué es la digitalización. Pues bien, es simple, la digitalización consiste en pasar de lo analógico a lo digital, y se puede entender desde un cambio tecnológico, cultural, empresarial, etc.

Sabiendo esta definición, podemos decir que digitalizar una empresa es darle uso a la tecnología con el fin de mejorar su negocio de cara a su público interno y externo. Además, un punto importante para ello sería adaptar o redefinir el modelo de negocio a los cambios que siempre se dan en el entorno.

Que una empresa se digitalice hoy en día es importante porque de no ser así estaría perdiendo clientes, tiempo, y, sobre todo, dinero.

¿Cuáles son los motivos de las empresas para digitalizarse?

Entre algunos de los motivos que tienen las empresas para que den el salto a la digitalización son:

  • Ahorro de los costes. Que los procesos internos se optimicen haría que los costos se reduzcan un 37%.
  • Amplitud del nicho de mercado. Al digitalizarse se permitiría acceder a nuevos segmentos de mercado poco accesibles hasta el momento, cerrando así una brecha entre públicos.
  • Mejora en la experiencia del cliente. Esto permite nuevas formas de comunicación con los públicos, siendo más amistosa, con respuestas automáticas y rápidas.
  • Pero, ¿por qué aplicarlo?
  • Para hacer memorable la experiencia del cliente. En toda estrategia empresarial, el cliente es el centro de todo. Hay que brindarle una atención especial que haga distinguir una empresa de la competencia.

La experiencia del cliente se potencia con la digitalización de los canales de comunicación, produciéndose así una fidelización y un aumento de las ventas, pero para ello tiene que haber innovación. Todo ello bajo una estrategia.

motivos de las empresas para digitalizarse

Otro punto sería cuidar las redes sociales, puesto que los clientes de una empresa prefieren enviar mensajes a dicha empresa antes que llamar, así que, con una buena estrategia, la atención al cliente sería efectiva.

  1. Para cuidar y atraer a los mejores cualificados. Actualmente las empresas tienen el reto de atraer y retener al mejor talento, y se llega a ellos a través de la digitalización, ofreciéndoles planes de carrera que den lugar a que crezcan tanto dentro de la empresa como profesionalmente.
  2. Para aumentar la productividad. La digitalización empresarial hace que rendimiento y competitividad vayan de la mano; se incrementa la productividad de la empresa, marcando gran diferencia en la forma de trabajo.
  3. Para expandir el modelo de negocio. Vivimos en una era digital donde las empresas se multiplican, reinventan o modifican para que puedan pervivir, a través de la innovación que brinda la transformación digital.

¿Qué se puede hacer para digitalizar una empresa?

Como ya hemos comentado, que una empresa se digitalice es algo crucial, ya que se necesita estar presente en este mundo digital para avanzar en el negocio, alcanzar los objetivos, diversificar los canales de venta o impulsar dicho emprendimiento a la cima del éxito. Esta transformación digital permite aprovechar las nuevas tendencias que hay en el mercado, y fomenta el crecimiento del negocio en corto, mediano o largo plazo, según se estime.

A continuación, vamos a compartir algunas recomendaciones para acceder a la digitalización y se entienda así los motivos reales que tienen las empresas para digitalizarse.

Igualmente, hay que saber priorizar y personalizar las recomendaciones según las características de la empresa para sacar el mayor partido y que el resultado sea lo más efectivo posible.

  1. Crear una página web. Esto es una gran estrategia de cara a una incrementación de la base de datos. Gracias a tener un sitio web, las empresas pueden tener un gran alcance, teniendo incluso una representación nacional o mundial, permitiendo que puedan ser contactadas por personas de cualquier parte.
motivos de las empresas para digitalizarse

En el caso de que la empresa ofrezca un servicio o venda un producto, es importante que se desarrolle una tienda online, puesto que la venta online se ha posicionado como el gran aliado de las empresas tras la pandemia.

Un antes y un después en el proceso de digitalización

No obstante, hay empresas que no se pueden costear el tener una tienda online, por lo que hay otras vías para vender, como puede ser vía WhatsApp, teléfono o SMS, entre otros.

  1. Diseñar una o varias estrategias de comunicación digital. Para que el alcance del negocio se amplie hay que estar presente en las redes sociales.

Se tiende a pensar que hay que estar presente en todas las redes, pero lo cierto es que cada una tiene su propia naturaleza, y sus públicos, y muchas veces estar en ellas sin una estrategia estudiada puede llevar a obtener resultados contrarios a los que se esperaba.

Hay que diseñar estrategias personalizadas de comunicación digital para cada red social, y llevarlas a cabo, en lugar de copiar contenidos virales o lo que haga la competencia. Lo idóneo es dedicar una parte del tiempo en diseñar una estrategia propia, investigando qué necesita la audiencia, qué espera de un producto o servicio, consiguiendo así comunidades auténticas y poderosas.

  1. Invertir en estrategias SEO y SEM. Es fundamental hoy en día que una empresa aparezca en los primeros motores de búsqueda, y esto es gracias a campañas de posicionamiento SEO y SEM. Con ello, dicha empresa se impondrá ante las propuestas de sus competidores, captará tráfico web de calidad, etc.

Actualmente no se digitaliza un negocio sin llevar a cabo campañas de SEO o SEM a corto, medio o largo plazo. ¿Por qué? Porque las personas suelen buscar en internet un producto o servicio cuando están interesados en obtener información sobre ellos.

  1. Desarrollar una aplicación móvil. Los usuarios, por lo general, prefieren realizar operaciones a través de las aplicaciones móviles, siendo esto muy beneficioso para una empresa puesto que aportan un valor agregado a ella, y, además, los clientes valoran mucho.
  2. Invertir en software automáticos de atención al cliente. De nada sirve tener una página estéticamente atractiva, o muy buena presencia en redes sociales, si una empresa no sabe cómo comunicarse, escuchar e interactuar con sus clientes. Es por ello por lo que muchas empresas están empezando a invertir en software automáticos de atención al cliente, como por ejemplo los chatbots; se automatiza una conversación gracias a la inteligencia artificial, relacionándose las dudas o consultas de los clientes con la data almacenada en la web o la aplicación móvil.

Esto hará que un mayor número de clientes se fidelicen, y se produzca una notable estrategia de venta, por ejemplo.

Si eres parte o gerente de esas empresas que aún no has dado el salto, no te preocupes. Estás a tiempo de aprovechar todas las opciones que este 2022 ofrece para las empresas. Así que no pierdas más el tiempo y contacta conmigo. Puedes hacerlo pinchando aquí.